INICIATIVA CIUDADANA EUROPEA, PODER CIUDADANO

Hace unos días, en nuestra sección de Twitter #NoticiaTopUE, destacamos la noticia sobre el registro de una iniciativa ciudadana europea por parte de la Comisión. Tal es el compromiso activo de la ciudadanía de la UE que, en esta misma semana, han sido registradas dos nuevas iniciativas: #NewRightNow” y “Respeto del Estado de Derecho”.

En la primera de ellas, sus precursores hacen un llamamiento a la Comisión para que “las plataformas digitales tengan la obligación de abonar unos ingresos mínimos garantizados a los trabajadores “por cuenta propia” que trabajan para ellos habitualmente”. De esta forma, se frenaría la inseguridad laboral de los trabajadores a los que denominan “uberizados”.

En la segunda, los organizadores desean crear un “mecanismo objetivo e imparcial de evaluación que permita comprobar la aplicación de los valores de la Unión Europea por todos los Estados miembros”, consolidando al mismo tiempo el papel de la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

Tras analizarlas, la Comisión ha considerado que ambas iniciativas son legalmente admisibles, pues entran dentro de las competencias de la UE. Sobre la iniciativa “NewRightNow”, la Comisión posee la potestad de emprender acciones legales para facilitar a los europeos el ejercicio de actividades por cuenta propia y con respecto a la iniciativa “Respeto del Estado de Derecho”, puede proponer actos jurídicos dirigidos a evaluar la aplicación por los Estados miembros de las políticas de la Unión relativas al espacio de libertad, seguridad y justicia.

Ahora, tras ser ambas iniciativas registradas, se abre un plazo de un año para que alcancen el apoyo mínimo necesario para que la Comisión Europea proceda a su análisis: un millón de firmas de al menos siete Estados miembros diferentes*.

 

La voz de los ciudadanos

La Iniciativa Ciudadana Europea es una valiosa herramienta de la que disponemos todos los ciudadanos comunitarios para influir en la agenda política. De esta forma, la UE consolida la ciudadanía de la Unión y fomenta la democracia participativa.

Desde su creación, son 4 las iniciativas que han prosperado. Estas versan sobre temas tan diversos como el derecho básico al agua y al saneamiento, el respeto a la dignidad e integridad del embrión humano, la finalización de la experimentación científica en animales y la prohibición del glifosato.
Con el registro de estas dos nuevas, hay abiertas actualmente un total de diez iniciativas a las que los ciudadanos podemos dar nuestro apoyo.

Así pues, la Unión Europea nos da a los ciudadanos la valiosa potestad de ser casi co-legisladores, el gran poder de que nuestra voz no sea oída, sino escuchada.

Esta voz también es tenida en cuenta gracias al lobbying. Solo hay que observar la cantidad de logros políticos, sociales y económicos que la ciudadanía ha alcanzado gracias a la comprometida labor del lobby en pro de la democracia participativa. Algunos de estos interesantes logros se cuentan en el libro de nuestro socio director, Emiliano Alonso, El lobby en la Unión Europea. Manual del buen uso de Bruselas (Madrid, 2016). Puede encontrar la última versión del libro (2016) aquí y si tiene alguna cuestión al respecto, por favor no dude en contactarnos en info@alonsoasociados.com o en el +32(0)2 230 70 40.

 

*¿Quieres saber cuáles son todos los pasos que da una iniciativa ciudadana europea para conseguir convertirse en una ley? Te lo contamos en nuestra cuenta de Twitter @Alonso_UE.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu email no será publicado