ELECCIONES EUROPEAS MAYO 2019:  ¿TENDREMOS POR FIN UN DEBATE EUROPEO EN ESPAÑA?

Tal y como señala el estudio elaborado por los servicios de investigación del Parlamento Europeo “Ten issues to watch in 2019””, la Unión Europea se encuentra en una etapa apasionante y a la vez determinante, por ello las próximas elecciones no son una votación cualquiera, son las elecciones más importantes a las que los ciudadanos europeos han asistido en este siglo.

Dentro de 129 días se va a decidir el futuro de los próximos cinco años de todos los ciudadanos europeos. Del 23 al 26 de mayo, ciudadanos de 27 países van a elegir a los representantes que velarán por sus intereses. Los 705 eurodiputados que ocuparán sus asientos el 2 de julio no solo marcarán el rumbo de las políticas europeas para los próximos cinco años, sino que también elegirán al líder del órgano ejecutivo de la UE, el presidente de la Comisión Europea.

Pese a que hay una actitud generalizada de tratar con mayor importancia las elecciones nacionales que las europeas, estas últimas condicionan nuestro futuro en mayor medida incluso que las nacionales.

El Parlamento Europeo que se forme tras estos comicios va a decidir sobre cuestiones tan cruciales en nuestro día a día como los alimentos que consumimos, las infraestructuras que utilizamos, las ayudas sociales a las que tenemos acceso, la educación que recibimos, la sanidad a la que recurrimos o el transporte que utilizamos.

Es por ello necesario que los ciudadanos europeos lleguen al día de las elecciones teniendo clara la importancia que ellas van a tener en su futuro cercano. Para conseguir esto se necesita el compromiso de dos poderes imprescindibles en nuestra democracia: los representantes públicos y los medios de comunicación.

Los partidos políticos deben centrar el debate en los asuntos europeos y no virar la campaña electoral hacia cuestiones nacionales. Será un grave error anclarse en disputas nacionales y perder esta oportunidad para hablar de la Unión Europea y de lo que en ella pueden conseguir. Por su parte, los medios de comunicación tienen la obligación ética de esforzarse para lograr una ciudadanía informada, algo que únicamente es posible conseguir con un periodismo basado en datos exactos, en piezas informativas de calidad y que tenga una vocación no solo informativa, sino también formativa. A su vez, los medios tienen que crear escenarios en los que los candidatos expresen sus programas y debatan sobre ellos con el fin de que la ciudadanía tenga la oportunidad de conocer qué propone cada uno de los partidos que a estas elecciones concurren y disponer así de la suficiente información como para decidir libremente su voto.

Temas tan cruciales como el reto migratorio, las alianzas con países extranjeros, la seguridad interna, las relaciones comerciales con otras potencias o el estado de nuestro ecosistema están en juego. Unido además a todo ello, aparece una de las mayores incertidumbres a las que la Unión Europea se ha enfrentado: qué va a suceder tras el Brexit, ahora que el tamaño de la Unión Europea no aumenta como lleva sucediendo desde su origen, sino que por segunda vez en su historia (el primer territorio que abandonó la UE fue Groenlandia) se reduce.

Quedan, tal y como se ha indicado al comienzo de estas líneas, 129 días para que los ciudadanos introduzcan su papeleta para elegir un nuevo Parlamento Europeo, unos días en los que hay mucho trabajo por hacer para lograr que las papeletas introducidas tengan a sus espaldas todo un proceso de reflexión y de ilusión por la Unión Europea.

Además de la democracia representativa, los ciudadanos no podemos ignorar -en esta época digital- la gran oportunidad de hacer lobby para hacer realidad la democracia participativa, desterrando mitos y leyendas urbanas sobre una actividad milenaria que no hace sino trasladar a los poderes públicos los afanes e intereses de la ciudadanía de manera legítima y profesional. Pero para hacer lobby en Bruselas se necesita conocer cómo funciona la UE: la estructura, los órganos, las funciones y el poder de Comisión, Parlamento Europeo y Consejo de la UE están ampliamente explicados en el libro de nuestro socio director, Emiliano Alonso, El lobby en la Unión Europea. Manual del buen uso de Bruselas (Madrid, 2016). Puede encontrar la última versión del libro (2016) aquí y si tiene alguna cuestión al respecto, por favor no dude en contactarnos en info@alonsoasociados.com o en el +32(0)2 230 70 42.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu email no será publicado